UNE 68 años de lucha, la verdadera historia de los maestros.

Reverentes saludamos a la Gloriosa Unión Nacional de Educadores al cumplir un aniversario más de su creación por la necesidad que los maestros y maestras ecuatorianos y ecuatorianas han tenido frente a la constante violentación de sus derechos por parte de los gobiernos de turno.

une 68

Es así que un grupo de valientes educadores toman la decisión mas importante, oportuna y adecuada de construir el sindicato mas grande del Ecuador y de América Latina, miles y miles de maestros unionistas, vanguardistas y democráticos somos parte de esta organización unos dentro  de la dirigencia honesta y consecuente, miles somos bases dispuestos a seguir adelante y enfrentar todas las vicisitudes que se presenten en el diario vivir, cobijados por la bandera roja será nuestra mejor referencia y compromiso de fortalecerla.

 

La unidad y lucha de los maestros y maestras; honestidad de sus dirigentes, han impedido que durante 68 años los gobiernos eliminen a la UNE. En la actualidad, la lucha continua.

 

La historia del pueblo ecuatoriano ha ido de la mano con el nacimiento y fortalecimiento de la UNE. Su trayectoria inicia en 1934, cuando luego de varias luchas se conforma el Primer Sindicato de Educadores Primarios de Azuay y Pichincha, con el objetivo primordial de organizar al magisterio del país y alcanzar reivindicaciones  profesionales, salariales y sociales, en 13 de abril de 1938, como un Homenaje al Día del Maestro. Atendiendo el pedido de los docentes, el general Alberto Enríquez Gallo, quien presidía el Ecuador en esa época, declaró obligatorio la sindicalización del profesorado fiscal y aprobó la Ley del Magisterio, siendo  éste un triunfo importante para el desarrollo del trabajo docente.

 

La UNE cumple 68 años, y durante este tiempo la organización no ha perdido su identidad ideológica, democrática, progresista y de izquierda; consecuentes con las necesidades del pueblo y contra la corrupción. Ha mantenido una posición crítica frente a varios gobiernos, siendo victimas de persecuciones, de encarcelamientos de sus dirigentes y hasta asesinatos. El gobierno de Arroyo del Río ilegalizó a la organización; en 1944 se desarrolló el “Primer Congreso Nacional de Educadores Ecuatorianos”, en el Teatro Nacional Sucre en Quito, del 1 al 4 de agosto, con la participación de 83 delegados de las provincias de todo el país, siendo la resolución más importante consolidar el sindicato nacional y conformar la “Unión Nacional de Educadores”, con afiliación libre, no obligatoria y personería jurídica, la misma que se alcanza en 1950 consta en el Registro Oficial de noviembre del mismo año.

 

En 1977 la dictadura ilegítima a la UNE, retirándole la personería jurídica, y encarcelando durante 1 año a los principales dirigentes nacionales y del Guayas, además canceló a más de 300maestros y enjuició a 50. En 1978, en el retorno a la democracia luego de un largo proceso de lucha y razón, se restituye a sus cargos a los maestros , y en 1979, por la presión del diputado Jaime Hurtado Gonzales en el Congreso Nacional, en el Gobierno de Jaime Roldós Aguilera, es restituida la personería jurídica del gremio. En los últimos gobiernos la Democracia Popular, en contubernio con la CIA, organizó la FETEC, Alfredo Vera Arrata, de la Izquierda Democrática, como ministro de educación pretendió disolverla a través de la superposición de las alícuotas sindicales; igual ensayo fue impulsado por Abdalá Bucarám y su ministra Sandra Correa.

 

El presidente Rafael Correa y su ministro Raúl Vallejo, y en la actualidad Gloria Vidal que inicialmente hablaron de formar un nuevo frente, trata de acabar con la UNE con evaluaciones no ceñidas a la realidad y necesidades de la educación ecuatoriana estandarizadas para maestros del sector urbano y rural , tanto para quienes laboran en instituciones completas como aquellos que carecen de todo servicio violentando así la Constitución. De estos y otros intentos la UNE se ha fortalecido y ha salido airosa. Estas acciones antidemocráticas no pasaron ni pasarán y fracasarán porque fueron y son obra de los gobiernos reaccionarios, neoliberales y populistas que no han hecho sino representar a la rancia oligarquía así como infiltrados en el proyecto de cambio que actualmente vive el Ecuador.

 

Por eso exigimos el cese a la persecución que el régimen esta ejerciendo en contra de maestros y maestras por la defensa de nuestros derechos, de una educación de calidad, varios maestros han ofrendaron sus vidas, entre ellos Rosita Paredes quien muere en 1973 durante una marcha nacional en Guayaquil, como resultados de la represión ordenada por la Dictadura Militar de entonces, es en ese momento que Rosita Paredes Jumbo pasa a ser el símbolo de la maestra y mujer luchadora que vivirá en el recuerdo en nuestras mentes y corazones.

 

Maestros y maestras que enseñaron y enseñaran con su lucha.

 

Mencionaremos algunos de ellos a partir de 1950 como el ilustre Emilio Uzcátegui; Nelson Torres; Rubén Silva; Eliecer Irigoyen; Ciro Maldonado Jarrín; Odilo Aguilar Pazmiño; Ángel Polivio Chávez; Juan Francisco Leoro; Ricardo Sarzosa; Marcelo Murgueytio; Mario Leguísamo; Flor Medranda de Chancay; Carlos Medina; Alfonso Yánez; Ernesto Álvarez; Gustavo Terán; Aracelly Moreno; Juan José Castello; Stalin Vargas; Ernesto Castillo; Jorge Escala; Mery Zamora y en la actualidad Mariana Pallasco.

 

Para todos ellos y ellas la causa primordial de su lucha es la defensa del magisterio nacional, el interés permanente se cumpla lo que nuestra Constitución emana educación fiscal laica, gratuita y de calidad para todos y todas los y las ecuatorianos y ecuatorianas.

 

“El maestro tiene la obligación de enseñar al pueblo que luche por las causas justas”.

Estamos seguros de que día a día se incorporaran maestros y maestras convencidos que la unidad y la lucha es el camino.

 

 

VIVA LA UNIÓN NACIONAL DE EDUCADORES!!!