Computadoras pero sin amenazas ni mordazas

Los Distritos Educativos de Guayaquil se aprestan a otorgar computadoras portátiles a los educadores quienes estarán obligados a firmar un Acuerdo-Convenio de Confidencialidad previo a recibir la laptop, en sus cláusulas obliga al maestro a abstenerse de usar, disponer, divulgar y/o publicar por cualquier medio información generada por esta Cartera de Estado; estipula sanciones para el que incurra en estas prohibiciones establecidas en el Código de Trabajo y LOSEP sin perjuicio de las acciones penales correspondientes. Esto constituye una violación al derecho de acceso a la información como un derecho humano y principio esencial de la libertad de expresión garantizado por la Declaración Universal de Derechos Humanos, que en su segundo párrafo del artículo 19 reconoce el derecho de acceso a la información en manos de las instituciones públicas. Esto incluye toda la información de poderes públicos, sin importar la forma en que la información está almacenada, su origen o fecha de producción.

Con amenazas no se debe firmar un documento, los educadores no son "funcionarios públicos" como los califica el convenio, son profesionales de la educación que forman parte de la carrera docente del sector público amparados por la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI), nombrados mediante concursos de méritos y oposición y no de manera directa por autoridad de una Función del Estado, por tanto no están en la categoría de funcionarios públicos como son los Ministros, Viceministros, autoridades, jefes departamentales, etc. de la Función Ejecutiva.

El Ministerio de Educación pretende imponer condiciones o requisitos que transgreden derechos y garantías consagrados en la Constitución y que jamás renunciarán los docentes, estos son:

No se puede someter y sancionar con el Código de Trabajo al magisterio como lo señala este convenio, norma incompatible para el magisterio fiscal, además el Art. 22 literal d) de la LOSEP dispone que el servidor público podrá negarse acatar las órdenes superiores que sean contrarias a la Constitución de la República y la Ley.

Con el Acuerdo-Convenio de Confidencialidad, el gobierno ansía tener docentes sumisos, sometidos a su control político que aplaudan a un régimen reaccionario, policiaco, represivo; aspira silenciar al magisterio e impedir que la juventud, los padres de familia y pueblos del Ecuador debatan y condenen el modelo gubernamental pedagógico deshumanizante basado en una educación por competencia, contrario a la propuesta pedagógica emancipadora donde la escuela eduque para la Patria, la Libertad y Solidaridad que promueven los actores sociales de la educación.

Con esta medida el gobierno intenta impedir que el magisterio junto a su gremio continúen denunciando los problemas en la educación que se reflejan en la reducción de horas clases en materias fundamentales (CCNN y EESS) y supresión de asignaturas de computación e inglés que perjudica en la formación integral de los estudiantes, locales escolares destartalados, aulas abarrotadas de alumnos, educadores que no acceden a beneficios y prestaciones de la seguridad social por mora patronal, con exceso de trabajo, sobreexplotados y sin recategorización desde el 2011 fecha en que entró en vigencia la LOEI, con salarios congelados o reducidos por el incremento de la jornada de trabajo y por el descuento adicional del 0,10% en su remuneración para aportar más al IESS, no se reconoce la bonificación por alimentación, se mantiene la precarización de los maestros a contrato y la afectación en la nutrición de los estudiantes por la eliminación del almuerzo escolar.

La UNE no se opone a la entrega de computadores portátiles, porque uno de sus postulados en su lucha siempre ha sido la actualización, desarrollo profesional en todos sus ámbitos y sobre todo en la Tecnología de la Información y la Comunicación.

¡Demandamos la adjudicación de la laptop pero sin condicionamientos, sin amenazas, chantajes ni mordaza, solo se debe firmar un acta entrega recepción relacionado al empleo, conservación y seguridad del aparato.

 

Este es el acuerdo de confidencialidad que obligatoriamente tiene que firmar al docente.