Papa recibe información sesgada sobre educación

El Papa Francisco en su encuentro con educadores realizado en la Universidad Católica del Ecuador en Quito escucho, antes de su intervención, a representantes de estudiantes y docentes.Papa Francisco

En ese contexto los docentes que expusieron la situación de la educación general y de la educación superior ensalsaron la política que se aplica en los centros educativos lo cual es lejano a la verdad. Dejando en consecuencia una visión sesagada a favor del gobierno.

Si bien es cierto que un importante número de estudiantes reciben becas en base a sus méritos, no es menos cierto y muy grave que más de medio millón de estudiantes no han logrado ejercer su derecho a  recibir educación superior.

Si bien es cierto que se han dado transformaciones en el nivel superior no es menos cierto que esos cambios no recogen el sentir de la universidad ecuatoriana y, más aún,  el apoyo que ha recibido la universidad se ha dirigido fundamentalmente a las tres universidades que ha creado el régimen, menospreciando el aporte que las demaś universidades han realizado al país.

Es cierto que "falta mucho por hacer" pero esa frase expresada por el Rector de la Universidad Católica de Cuenca no puede ser el justificativo para la no exposición de las deficiencias por las que atraviesa la educación ecuatoriana como es el caso de la situación de los docentes ecuatorianos que desde hace cuatro años no reciben incremento salarial, que son maltratados cotidianamente por una administración que sobreexige, que su salud se ha desmejorado por las condiciones de trabajo.  Entre muchas otras situaciones no expuestas.

Los dos representantes de los docentes que expusieron ante el Papa no recogieron la verdad por la que atraviesa la educación ecuatoriana.