El paro del pueblo

Los sectores sociales democráticos y de izquierda organizados en el Frente Unitario de Trabajadores, la CONAIE y el Frente Popular, han roto el miedo y el silencio con tres marchas combativas de protesta contra las leyes y medidas antipopulares del Presidente Correa; la derecha tradicional que no está en el gobierno, aprovechando el descontento popular también ha rechazado la pretensión gobiernista de aprobar las leyes a la Herencia y la Plusvalía; y ahora, sin que la presencia del papa haya servido para que los trabajadores y el pueblo depongan el combate, la CONAIE, el FUT y el Frente Popular anuncian la declaratoria del PARO DEL PUEBLO para EL 13 DE agosto.

Esto significa que la crisis política más aguda no llega. El mismo 6 de junio día en que el papa recorría las calles de Quito, los trabajadores y el pueblo ubicados a lo largo de la calle gritaban “fuera Correa fuera”; y, en cuando al repudio a algunos funcionarios del régimen, el Viceministro de Salud y el Secretario de la Presidencia han sido pifiados y sacados de lugares públicos en medio del rechazo popular.marcha FUT

Además, en medio de los preparativos para el paro nacional, los pueblos del Sur se reunieron el domingo 12 de julio en Zamora Chinchipe y con fervor inusitado decidieron recorrer las provincias de la Sierra desde El Pangui hasta Quito, procurando que su llegada a la capital coincida con la declaratoria de paro. De igual manera en la costa y el oriente, los movimientos sociales anuncian estarse preparando. No hay duda de que el descontento popular crece contra el gobierno desprestigiado, que infunde desconfianza y genera rechazo en todas partes.

Por lo visto, el paro del pueblo será multitudinario porque no es sólo por el retiro definitivo de la Ley a la Herencia y la Plusvalía, sino que tiene una amplia plataforma de lucha construida en base a las necesidades y propuestas del sindicalismo y los sectores sociales.